clicko-informatica-windows-defender-antivirus-sistemas

Windows Defender es el antivirus de Microsoft que viene integrado por defecto en todas las versiones de Windows 10. Por defecto no se tiene que configurar nada de este antivirus para poder tener la máxima protección, salvo que instalemos otro antivirus, que automáticamente quedará deshabilitado.

Hace unos días la compañía decidió permitir que podamos ejecutar el antivirus en Modo Sanbox. Esto simplemente significa que podemos configurar el antivirus de tal manera que se ejecuta en un espacio separado y seguro apartado del sistema Windows, para evitar que en caso de ataques se pueda controlar el sistema a través de Windows Defender.

Un antivirus requiere analizar en tiempo real todos los procesos que se están ejecutando en el ordenador, por lo que necesita los más altos privilegios del sistema. En caso de que un malware o fallo de seguridad en el antivirus tome el control de este mismo, automáticamente tendrá todos los privilegios del ordenador.

Y aquí es donde entra el nuevo Modo Sanbox, que lo que hace es ejecutar el antivirus en un entorno completamente separado y de forma independiente del sistema Windows, por lo que si hay una falla de seguridad que proviene del antivirus no se tendrá acceso al contenido del PC.

Este modo ya está disponible si eres Insider con las versiones preliminares de Windows, o si dispones una versión de Windows 1703 igual o superior puedes activarlo abriendo Windows Powershell como administrador y ejecutar el siguiente comando: setx /M MP_FORCE_USE_SANDBOX 1

Una vez reiniciado el equipo tu PC ya estará funcionando en Modo Sanbox.

Fuente: Windows Defender

Facebook
Facebook
LinkedIn